lacuevadelrock
Visita nuestra página oficial: www.lacuevadelrock.com

Slipknot y su disco Iowa


www.lacuevadelrock.com

Hace 10 años un disco llamado Iowa, del grupo estadounidense Slipknot, llenó de ira y maldad los oídos de millones de oyentes. Nueve individuos enmascarados cargados de odio (sirva de ejemplo que la primera canción del elepé se titula People=Shit, o sea, Gente=Mierda), revolvieron con su segundo álbum la escena de lo que entonces se dio en llamar Nu-Metal, etiqueta de la que aborrecen. Producido por el pope Ross Robinson, Iowa (un disco en cuya gestación los miembros de Slipknot casi se autodestruyen) se coló entre los 10 primeros puestos de ventas en varios países. En Estados Unidos llegó a disco de platino en solo dos meses. Ahora el sello Roadrunner desempolva la varita mágica y reedita una versión especial de dicho álbum. Con ese motivo hablamos con el percusionista Shawn Crahan, alias Clown (Des Moines, Iowa, 1969) quien, al otro lado del hilo telefónico, echa la vista sobre aquellos años turbulentos. Crahan es además autor de la película Goat (Cabra), que acompaña esta edición especial. A ratos cortante, en otros extremadamente humano y sensible, el payaso de Slipknot da por seguro que habrá un nuevo álbum de una banda que sigue llorando la muerte en 2010 de su bajista Paul Gray.

Entrevista:

PREGUNTA. ¿Después de 10 años, la gente sigue siendo “mierda”?

RESPUESTA. Absolutamente. Más aun si cabe

P. ¿Cómo calificaría el periodo de su vida en el que salio ‘Iowa’?
R. Aislado, confuso, miedoso, enfadado, amenazador, loco, paranoico, frustrado… Hicimos un disco tan aterrador y tan violento… era una época en que todo el mundo quería control y no había control. Es más, todo el mundo estaba fuera de control

P. ¿Ha cambiado Slipknot en estos diez años?

R. Todo el mundo crece, aprende de los errores y mejora. Sin ese disco no hubiéramos sido capaces de hacer lo que hicimos y de evolucionar. Pienso en el hecho de haber sobrevivido a algo así en aquellos momentos (que por muchas razones eran muy difíciles…) pero lo hicimos y hemos aprendido de ello y por ello estamos hoy aquí.

P. Su primera maqueta [Mate. Feed. Kill. Repeat] se publicó en Halloween de 1996. Esta reedición de Iowa también ha salido en estas macabras fechas ¿es casual?

R. Simplemente tocaba. Cada cosa tiene su tiempo. Todo tiene su propósito y algunas cosas están planeadas, otras no…

P. Si no me equivoco, firmaron un contrato por siete discos. ¿Cuándo recibirán los fans la noticia de un nuevo álbum?

R. No te lo puedo decir. No conozco el futuro. Tenemos ganas y estamos en ello, pero no hay nada programado

P. ¿Qué hay de lo de llevar máscaras?, ¿todavía le encuentra sentido?

R. Oh, desde luego. Yo llevo máscara porque no quiero enseñarte mi dolor y eso no va a cambiar. No te va a estar permitido ver lo que siento cuando actúo. Cualquiera puede conseguir una entrevista o verme fuera del escenario; pero cuando estoy actuando no vas a ser invitado a las emociones humanas que hay ahí y eso, por lo que a mí respecta, no va a cambiar

P. ¿Por qué su personaje es un payaso?

R. No lo sé, siempre me han llamado payaso, desde que nací. Quiero matarte con la mayor cantidad posible de colores y saturar con ellos tu cerebro.

P. Es difícil encontrar en sus letras algo de sentido del humor…

R. No escribo las letras, pero cuando las escucho claro que encuentro humor, un humor oscuro [ríe]. Creo que lo que nosotros encontramos divertido no lo es para la gente; pero, como has dicho antes, la gente es mierda y eso es gracioso porque es serio y es real

P. ¿Qué hacen ustedes para conservar la ira que protagoniza sus canciones?, ¿en qué se inspiran?

R. Bueno: simplemente estar vivo es inspiración suficiente. Mientras sigamos respirando y abriendo los ojos siempre habrá algo que completar, que elaborar, que llegar a ser, que analizar y que hacer.

P. ¿Alguna actuación prevista en España?

R. Amamos a nuestros fans y volveremos, antes o después

P. Su estilo musical ha sido definido de muchas maneras. Es duro y salvaje. ¿Podría llegar a ser todavía más duro, o Slipknot va a tomar otra dirección, quizá (Dios me perdone) más…pop o electrónica?

R. Todo tiene una razón. Vamos a continuar haciendo grandes pinturas, diferentes, y cada una tiene que colgar en su propia pared, no una junto a la otra. No sé cómo será lo siguiente, pero seguro que será diferente a lo que hemos hecho. Ya lo oirás, si te gusta Slipknot.

P. Mucha gente que se considera amante de la música no entiende cómo alguien le puede gustar lo que hacen ustedes. ¿Qué le diría a estas personas?

R. Les diría que cierren la puta boca y se vayan a ver Barrio Sésamo. Dame un ejemplo, ¿qué escucha esa gente?

P. No sé, pongamos que jazz…

R. Les miraría a la cara y les diría: ‘no estoy aquí diciéndoos que no entiendo el jazz ni por qué os gusta, así que cerrad la puta boca y no me vengáis con esa mierda nunca más’. Esa gente no soporta que existamos y tienen que abrir su bocaza y decir cosas de esas. Pero existimos y no vamos a irnos a ningún sitio. Somos una enfermedad.

P. ¿A qué bandas le presta atención estos días?

R. A un montón de cosas. Cuando se trata de música doy mucho margen. Ahora por ejemplo escucho desde Bring Me the Horizon a Suicide Silence y, en otro nivel totalmente diferente, a Fever Ray… Pero vaya, escucho de todo, especialmente en la línea del metal.

P. ¿Existió de veras esa cosa llamada ‘Nu-Metal’?, ¿qué opinión le merece?

R. Es una etiqueta de mierda. Siempre odié el Nu-metal. ¿Qué es eso de Nu-metal? ¡Es metal y punto!

P. Slipknot tiene un montón de miembros y en sus actuaciones se acercan de alguna medida a la danza y al teatro, ¿ensayan los movimientos?

R. No. Todo lo que somos sale ahí. No podemos evitarlo, es natural

P. Usted es el miembro de más edad. Cómo ve ahora su vida cotidiana, especialmente tras la muerte de Paul Gray…

R. Bueno, las cosas han cambiado. Acabo de cumplir 42 años. He perdido a mi padre, a mi madre, he perdido a Paul (a decir verdad perder a Paul ha sido más duro que perder a mis padres). He llegado a un momento de mi vida en el que me doy cuenta de que estas cosas van a empezar a pasar. Si me levanto cada día estoy contento, porque la vida ha tomado una dirección extraña y tiene un significado totalmente distinto ahora. Son unos días diferentes, de mucha reflexión… Es muy duro perder a un amigo y te das cuentas de que te puedes perder a ti mismo. De alguna manera esperas que les pase a tus padres, no quieres que les pase, no quieres afrontar eso, ni vivirlo, pero lo esperas. Es muy duro, cuando alguien tan próximo a ti muere: pones todo en perspectiva. Empecé la banda con Paul. Sé que él hubiera querido que siguiéramos adelante pero a lo mejor soy yo el que no quiere seguir sin él. ¿Por qué tengo que compartir nuevas experiencias que él no puede tener? Pero luego me levanto al día siguiente y pienso, bueno, esto es a lo que me dedico y el no querría que me dedicara a otra cosa. Y sí, la vida ha cambiado. Necesitamos mucho tiempo. Yo necesito tiempo, necesito estar de luto.

Fuente: http://tentaciones.elpais.com/2011/11/slipknot-somos-una-enfermedad.html

Anuncios

Ninguna respuesta to “Slipknot y su disco Iowa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s